Queridos seguidores, hoy les traigo la receta de cerdo oriental con ciruelas, un platillo que está para chuparse los dedos de tan sabroso… Cerdo oriental con ciruelas, es muy sencillo de preparar, pueden incluso hacerlo para alguna reunión familiar o para un día especial como navidad por considerarse gourmet ¡manos a la obra!

  • 2 Cucharadas cafeteras de aceite vegetal
  • 4 Filetes de lomo de cerdo (sin grasa)
  • 800 Gramos de ciruelas (partidas a la mitad, sin hueso y picadas en trozos grandes)
  • 4 Cebollines (cortados en pedazoz)
  • 4 Camotes anaranjados (sin piel y cortados en cubos)
  • 230 Gramos de castañas de agua en lata (escurridas, enjuagadas y rebanadas)
  • 3 Centímetros de raíz fresca de jengibre (sin piel y rallada)
  • 2 Dientes de ajo (triturados)
  • 1 Chile rojo (sin semillas y finamente picados… opcional)
  • 2 Cucharadas cafeteras de azúcar
  • 1 Cucharada sopera de salsa de soya (baja en sal)
  • 1 Cucharada cafeteras de vinagre de manzana
  • 2 Cucharadas cafeteras de jerez seco
  • 1/4 De cucharada sopera de polvo de cinco especias
  • 2 Cucharadas soperas de cilantro picado

¿Cómo se prepara?

Cerdo oriental con ciruelasPrimero, precalienta el horno a 18°C.
En una cazuela, calienta el aceite y fríe a fuego bajo un poco los filetes de cerdo por ambos lados hasta que se doren ligeramente por aproximadamente 1 minutos por cada lado, añade las ciruelas, los cebollines, los camotes y las castañas, revuelve bien todo y cocina por 2 minutos.

Después, toma un recipiente y mezcla el ajo, el chile (opcional), el azúcar, la salsa de soya, el vinagre, el jerez y el polvo de cinco especias.

Ahora, toma un refractario grande y vierte con todo y el aceite los filetes que doraste junto con los demás ingredientes, después, toma una cuchara y esparce la mezcla del recipiente, cubra con la tapa y deja cocinar en el horno por 45 minutos, mueve de vez en cuando todo, saca la carne de cerdo hasta que esté suave y la salsa se haya espesado.

Prueba de sabor, si hace falta añade más azúcar o vinagre, espolvorea el cilantro y sirve calientito, listo ¡a comer rico!