El chinchayote, también conocido como huarás, es la raíz del chayote y se consume en diferentes maneras, como botana con sal, limón y chile, como sopa, como tortitas o incluso capeados con queso para acompañar al platillo fuerte, esta vez las preparemos capeadas, así que ¡manos a la obra! Invita a tu familia o amigas a que prueben esta nutritiva guarnición.

  • 2 Kilos de chinchayote
  • 500 Gramos de queso seco
  • 2 Tazas de harina
  • 6 Huevos batidos
  • Aceite al gusto

¿Cómo se prepara?

Chinchayote capeado con quesoCose los chinchayotes por 30 minutos a fuego bajo (cuidado de no coserlos mucho para que no se desmoronen), quitarles la cáscara y partirlos en rodajas. Toma el queso, has rebanadas y ponlas entre dos rodajas de chinchayote, como si fuera  un sándwich, pásalo por el huevo y luego por la harina.Toma una cazuela, calienta el aceite y fríe los sándwich de chinchayote con flama baja hasta que quede dorado.

¡Yumi, yumi! Ya están listos los chinchayotes capeados con queso, no olvides escurrirles la grasa.