Una ensalada para acompañar el platillo fuerte siempre es buena opción o para comerse en la noche si quieres cenar ligero.  La ensalada césar es de las más sencillas que hay, no necesitas muchos ingredientes y además su sabor es muy rico, aquí la receta ¡manos a la obra!

Para la ensalada

  • 2 Lechugas romanas medianas
  • 1 1/2 Taza de crutones o pan tostado en cuadritos
  • 1/2 Taza de queso parmesano

Para el aderezo

  • 1/4 De taza de jugo de limón
  • 2 Yemas de huevos
  • 2 Tazas de aceite de oliva
  • 2 Cucharadas cafeteras de salsa inglesa
  • 2 Cucharadas cafeteras de mostaza
  • 1 Cucharada cafetera de azúcar
  • 1 Cucharada cafetera de sal
  • 1 Cucharada cafetera de pimienta negra
  • 1 Diente de ajo finamente picadito

¿Cómo se prepara?

Ensalada CésarCon tu mano troza la lechuga en varios pedazos y velos poniendo en recipiente hondo, agrégale agua hasta que la tape toda y ponle unas gotitas de desinfectante, deja por 15 minutos, enjuágala con agua potable, escúrela bien y reserva en el refrigerador mientras haces el aderezo.

Para el aderezo, licúa muy bien todos los ingredientes excepto el aceite de oliva hasta que se vea una mezcla homogénea, destapa la licuadora aún encendida y ve añadiendo poco a poco el aceite de oliva, como si fuera un hilo, prueba de sabor y añade sal al gusto.

Toma un plato, coloca la lechuga y los crutones, báñalos con el aderezo y espolvoréale el queso, mmmmmm ¡que delicia! Ya está lista, así de rápido y sencillo.