Consiente a los pequeñines y hasta a ti, preparando una fresca y deliciosa tarta fría de galleta de oreo, su nivel de dificultad es bajo, es rapidísima de preparar y te aseguro que les encantará ¡a cocinar se ha dicho! Necesitaremos:

    Para la base

  • 100 Gramos de galletas Oreo
  • 50  Gramos de mantequilla (a temperatura ambiente)
  • Para la cubierta

  • 3 Galletas Oreo (trituradas, sin el relleno)
  • Para el relleno

  • 250 Mililitros de nata líquida
  • 100 Mililitros de leche
  • 200 Gramos de queso philadelphia
  • 80 Gramos de azúcar
  • Los 3 rellenos de las Oreo de la cubierta
  • 4 Láminas de gelatina (para espesar)

¿Cómo se prepara?

Tarta fría de galleta oreo

Para preparar la base

En un recipiente tritura las galletas, añade la mantequilla y mezcla todo hasta obtener una pasta homogénea y consistente.

En el fondo de un molde coloca papel transparente (film), acomoda la pasta, aplástala bien y métela al congelador hasta que quede dura.

Para preparar el relleno

En una cacerola calienta a fuego alto la nata junto con los rellenos (de las 3 galletas) , la leche, el queso, el azúcar moviendo de vez en cuando, ya que esté a punto de hervir, baja la flama, añade las láminas de gelatina y mezcla sin parar durante 4 minutos y apaga.

Deja reposar el relleno por 5 minutos y vierte la mezcla sobre la base fría, mete todo al refigerados por 4 horas o hasta un día completo, cuando esté cuajada la tarta, añade las galletas trituradas encima y ¡listo!